Se llevo a cabo un emotivo acto de imposición del nombre “Gastón Roberto Goncalves” detenido en la ultima dictadura, en la Escuela Secundaria 10 de Escobar. En el marco del 60º aniversario del distrito, Escobar reafirma su compromiso con la Memoria, Verdad y Justicia.

Del encuentro participaron los hijos del homenajeado: Gastón y Manuel. Gastón, el mayor, es el bajista de la popular banda “Los Pericos”. Por su parte, Manuel recuperó su identidad en 1996, gracias a la búsqueda constante de su familia y Abuelas de Plaza de Mayo. También estuvieron el presidente del Concejo Deliberante, Pablo Ramos; autoridades municipales y educativas, directivos, docentes, alumnos y familias.

Gastón Gonçalves era militante de Montoneros, fue secuestrado en Garín el 24 de marzo de 1976, el mismo día del golpe de Estado; cuatro días después, fue visto con signos de tortura en un camión celular estacionado en la puerta de la comisaría de Escobar. El 2 de abril su cuerpo incinerado apareció en la costa del río Luján.  Veinte años después sus restos fueron encontrados en una fosa común del cementerio de Escobar. El secuestro, tortura y asesinato de Gonçalves es el caso 226 del juicio que terminó con la condena a perpetua de Luis Abelardo Patti.

El juicio contra el genocida y ex intendente en democracia se realizó en 2011; ese año, la Escuela de Educación Secundaria 10 contó la historia de Gastón Gonçalves en el encuentro de Jóvenes y Memoria. La escuela está en la periferia de Escobar, próxima a la zona del cementerio donde se encontraron sus restos.

Cuando Gastón desapareció, estaba casado por segunda vez: su compañera Ana María embarazada de cinco meses, huyó a San Nicolás. Poco tiempo después de dar a luz, la casa donde vivía con compañeros y compañeras de militancia fue asaltada por las fuerzas armadas y de seguridad. Manuel sobrevivió y fue otorgado en adopción por un juzgado de menores; en 1996 recuperó su identidad.

Compartir

Dejar respuesta